Orinar fuera del retrete no es motivo para que el casero se quede con la fianza - Grupo Mosan Abogados - Asesoría, Gestoría y Administración de Fincas
4652
post-template-default,single,single-post,postid-4652,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Orinar fuera del retrete no es motivo para que el casero se quede con la fianza

orinar fuera del retrete

Orinar fuera del retrete no es motivo para que el casero se quede con la fianza

Sentencia posiblemente pionera a nivel internacional en el mundo del alquiler de viviendas. Un tribunal de Düsseldorf ha sentenciado que un casero no puede conservar una parte de la fianza pagada por su inquilino por los daños que le causó al orinar de pie en su baño de mármol.

 

La demanda fue interpuesta por el arrendatario de una vivienda en la capital renana, cuya casera se había negado a devolverle una fianza de unos 2.000 euros (algo menos de 2.000 dólares) por los daños que, a su juicio, hicieron en el suelo de mármol de sus baños las salpicaduras del inquilino.
 

La casera consideraba que estas manchas en el material noble se podrían haber evitado si el hombre se hubiera sentado siempre que usaba el retrete.Según el pronunciamiento de los jueces, quien alquila una vivienda tiene que contar con la posibilidad de que el inquilino prefiera orinar de pie.
‘Orinar de pie es una costumbre de muchas personas del sexo masculino’
Por contra, los inquilinos no tienen la obligación de adaptarse si el suelo del retrete es de un material que no resiste las salpicaduras, como el mármol.
 

Según argumentan los jueces, “orinar de pie es una costumbre que comparten muchas personas del sexo masculino”. En el auto se señala que si un propietario pone un suelo incapaz de soportar el ácido de la orina, lo hace a su propia cuenta y riesgo, a no ser que incluya una cláusula especial en el contrato de arrendamiento.
 

Si no lo hace, no puede obligar a que el propietario se comporte de forma contraria a su costumbre.
 

El tribunal aclara que no aspira a sentar jurisprudencia. La sentencia, asegura la juez, no es sobre la cuestión de si orinar sentado es o no un derecho de todos los inquilinos en Alemania. El auto es firme y no cabe recurso.

Fuente: El Mundo Su Vivienda

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Powered by WishList Member - Membership Software
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Elija si acepta o rechaza el archivo de cookies basado en su navegación.    Ver
Privacidad